martes, 23 de octubre de 2018

Aprendizaje basado en proyectos (ABP) en el Colegio La Casa de Cartón y los humedales Pantanos de Villa



A continuación les presentamos la segunda parte del artículo acerca de los proyectos ABP realizados en el colegio.

Haz clic aquí para descargar el artículo.







miércoles, 29 de agosto de 2018

El Aprendizaje por proyectos en en colegio La Casa de Cartón





El Colegio La Casa de Cartón se propuso, para este año escolar 2018, reforzar el método de trabajo por proyectos. Los cuatro ciclos se embarcaron en esta ambiciosa tarea. En el siguiente artículo les contamos al detalle esta experiencia.

Descarga el artículo aquí

lunes, 16 de julio de 2018

Recomendaciones prácticas para cuidar el ambiente


En La Casa de Cartón estamos esforzándonos para que todas las personas que forman parte de la Comunidad Educativa del colegio, puedan aportar con un grano de arena a cuidar el medio ambiente.  No se trata de que alguien se convierta en obsesivo de la preservación del planeta, pero sí de que sea un ciudadano ambiental, consciente del aporte que puede realizar como individuo, como miembro de una familia respetuosa y cuidadosa de su entorno y como parte de una colectividad que promueve que nos demos cuenta y realicemos algunos cambios frente a hábitos descuidados que terminan siendo riesgosos para todos.

Conoce más de este tema en el artículo de hoy. Clic en la imagen para acceder.



miércoles, 27 de junio de 2018

Ciudadanía ambiental y alimentación responsable

Consideraciones sobre el uso del agua, la contaminación ambiental y la alimentación. Estos y otros temas se abordan en la nueva entrega de nuestro blog institucional. Al final del artículo, el lector encontrará enlaces a las fuentes de información que le permitirán ampliar la información.

Para ver el artículo, haga clic en la imagen.


jueves, 4 de enero de 2018

RESURGE LA ESPERANZA PARA LOS PANTANOS DE VILLA

El viernes 01 de diciembre del 2017 se realizó el Primer Festival Ecológico "Vecinos y Escuelas cuidamos los Humedales”, en el local del Refugio de Vida Silvestre Los Pantanos de Villa del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas-SERNANP.

Panorámica del local del SERNANP en Chorrillos: El Refugio de Vida Silvestre Los Pantanos de Villa

Desde las 8 de la mañana empezaron a llegar las delegaciones de estudiantes de primaria y secundaria de 15 Instituciones Educativas aledañas a este último refugio natural de vida silvestre que le queda a Lima, ubicado en el distrito de Chorrillos.

Las instituciones educativas expositoras fueron instalándose en los respectivos stands al tiempo que los colegios visitantes iban llegando e iniciaban el recorrido, con avistamiento de aves y escuchando las reseñas explicativas sobre los humedales que, tanto el personal del SERNANP como de Interpretación del Patrimonio Perú - IPP, fueron brindándoles.

Se había convocado, mediante cartas y visitas, así como a través del apoyo de la UGEL 07, a 30 Instituciones Educativas - IIEE (19 estatales y 11 particulares), de las cerca de 50 IIEE de gestión pública y privada que existen alrededor de los espejos de agua que conforman Los Pantanos de Villa. El refugio de vida silvestre fue visitado por 15 IIEE (12 públicas y 3 particulares). Los colegios estatales asistentes fueron: Santa Teresa de Villa, Andrés Avelino Cáceres, María Auxiliadora, José Olaya Balandra, Mateo Pumacahua, José María Arguedas, Santa Rosa, Santa Isabel, Los Inkas, Túpac Amaru II, Brígida Silva de Ochoa y el Colegio Santo Domingo, de gestión particular.

Estas Instituciones educativas recorrieron las instalaciones del SERNANP, ubicada entre las Alamedas Los Horizontes y Don Emilio, justo detrás del Colegio El Aleph, que expuso para los visitantes, los trabajos de indagación científica realizados por estudiantes de segundo grado de primaria, sobre la profundidad de las lagunas de los humedales. También expuso la IE Julio César Tello Rojas de Mirones, auspiciada por la empresa UNICÓN, sobre la conformación y prácticas medio ambientales que realizan las Brigadas Ecológicas en su escuela y comunidad.


El Consejo Estudiantil – COES, del Colegio La Casa de Cartón, explicando las
características del Circuito Ecológico de la escuela.
El Colegio La Casa de Cartón, representado por el Consejo Estudiantil, expuso respecto el circuito ecológico con 8 estaciones que los estudiantes manejan en el colegio y sobre el enfoque de ciudadanía ambiental que se promueve como eje transversal.                                        
Además, participaron como expositores los representantes del Museo de Historia Natural de la Universidad de San Marcos - UNMSM, del Área de Conservación Regional Humedales de Ventanilla del Gobierno Regional del Callao, de las dependencias del SERNANP: la Zona Reservada Lomas de Ancón, la Reserva Nacional de Lachay, los Hinchas de la Conservación y el Refugio de Vida Silvestre Los Pantanos de Villa. Asimismo, nos acompañaron la Universidad Científica del Sur – UCSUR y la Dirección General de Educación Intercultural Bilingüe del MINEDU, que fue representada por dos maestros sacerdotes andinos, quienes realizaron la Ofrenda a la Madre Tierra con la que se inició la ceremonia central.


Expertas de la Asociación Interpretación del Patrimonio Perú – IPP y de la empresa
UNICÓN guiando a las delegaciones por el local del SERNANP


Participaron en total 243 personas, 186 sumando docentes y estudiantes de las IIEE y 57 de entidades diversas, quienes recorrieron el local pasando por la “Piedra del Tiempo” y el “Pozo de los Deseos”, instalados por el SERNANP, pasando por los paneles explicativos hasta llegar a los diferentes stands, donde las instituciones expositoras exhibían sus trabajos o relataban sus experiencias de investigación con resultados prácticos. Luego los visitantes observaban a las aves mediante visitas guiadas a la laguna principal (al borde de la Alameda Premio Real), retornando para atender las funciones de títeres o dar una vuelta por la réplica en miniatura de la laguna ubicada dentro del local, con juncos, totoras y grama rodeándola. Pero, ¿cuál fue la idea detrás de tantas iniciativas para preparar el festival que les estamos comentando?

El SERNANP ha conformado un Comité de Gestión para involucrar a la población alrededor de Los Pantanos de Villa y que asuma, con ellos, la responsabilidad de atender los diferentes problemas que podrían ocasionar la depredación, el maltrato y hasta riesgos de extinción de especies o de zonas enteras de dicha área natural. El Comité de Gestión conformado cuenta además de las autoridades (presidencia y vice presidencia), con cuatro coordinaciones para hacer operativo su trabajo preventivo: la Coordinación de Responsabilidad Social, la Coordinación de Relaciones con la Comunidad, la Coordinación de Investigación y la de Educación Ambiental.



La Coordinación de Educación Ambiental (liderada por el Colegio La Casa de Cartón-EDUCALTER) y sus aliados (IPP, UGEL 07 y SERNANP), buscaba generar un espacio de encuentro interinstitucional, que comprometa a las IIEE estatales y particulares participantes en la promoción de acciones de preservación y cuidado medio ambiental, especialmente de los humedales de Chorrillos. Asimismo, se quería identificar y dar a conocer a las IIEE con Municipios Escolares y Brigadas Ecológicas activas, con motivación para trabajar en conjunto el próximo año 2018; así como empresas, grupos de artesanos y otras entidades estatales o particulares representativas, comprometidas con el cuidado del medio ambiente e interés en preservar el Área Natural Protegida (ANP) Los Pantanos de Villa.


Brigadistas ecológicos de la IE Julio César Tello de Mirones, explicando al público
su labor en la escuela; al tiempo que los estudiantes de la IE Los Inkas, conducidos
por Maritza Tovar del IPP, disfrutan de la función de títeres conducida  por los
Hinchas de la Conservación del SERNANP


Finalmente, se trataba de generar las condiciones adecuadas para conformar una red de IIEE, con posible respaldo de las entidades no educativas (empresas, artesanos, municipios, universidades), que participe en los encuentros de intercambio de experiencias entre docentes y/o en jornadas de capacitación – formación; así como en las reuniones de intercambio entre Municipios Escolares y brigadistas ecológicos, con miras a la formación de guarda parques, de acuerdo al Proyecto de Educación Ambiental a ser formulado por el Colegio La Casa de Cartón y su asociación promotora EDUCALTER, para la Coordinación de Educación Ambiental del Comité de Gestión del SERNANP.

El proyecto recogerá lo expresado por las IIEE participantes en el primer festival, en relación al deseo de sumar esfuerzos entre las instituciones educativas estatales y las particulares, ubicadas en la zona de amortiguamiento del área natural protegida, con el objeto de efectuar actividades preventivas ante desastres naturales, de conservación, de educación ambiental, de uso turístico recreativo e interpretativo de los humedales, así como de promoción de indagaciones científicas para los estudiantes y docentes de las IIEE participantes. Renace la esperanza para Los Pantanos de Villa.


Estudiantes del Colegio El Aleph en plena explicación. A la derecha: los titiriteros
del SERNANP enseñan responsabilidad medio ambiental a través del arte



  

domingo, 10 de septiembre de 2017

Programar por competencias (2da parte)


¿Cuál es el Perfil del Egresado? ¿Qué competencias se trabajan en las Instituciones Educativas, IIEE, para alcanzar dicho perfil? ¿Cuáles son los enfoques transversales que insumen el trabajo por competencias en un diseño curricular?

Con esas preguntas terminamos la entrega anterior sobre este mismo tema. Retomándolo ahora nuevamente, veamos cuáles son los lineamientos que destaca el Currículo Nacional, CN, sobre el Perfil del Estudiante que egresará de la Secundaria en cualquier colegio público o privado. En ese documento rector de la Educación Básica, se afirma que:

“… el Currículo Nacional de la Educación Básica visibiliza y da forma al derecho a la educación de nuestros estudiantes al expresar las intenciones del sistema educativo, las cuales se expresan en el Perfil de egreso de la Educación Básica, en respuesta a los retos de la actualidad y a las diversas necesidades, intereses, aspiraciones, valores, modos de pensar, de interrelacionarse con el ambiente y formas de vida valoradas por nuestra sociedad. Asimismo, el Currículo apunta a formar a los estudiantes en lo ético, espiritual, cognitivo, afectivo, comunicativo, estético, corporal, ambiental, cultural y sociopolítico, a fin de lograr su realización plena en la sociedad.

De esta manera, el Currículo Nacional de la Educación Básica plantea el Perfil de egreso como la visión común e integral de los aprendizajes que deben lograr los estudiantes al término de la Educación Básica. Esta visión permite unificar criterios y establecer una ruta hacia resultados comunes que respeten nuestra diversidad social, cultural, biológica y geográfica. Estos aprendizajes constituyen el derecho a una educación de calidad y se vinculan a los cuatro ámbitos principales del desempeño que deben ser nutridos por la educación, señalados en la Ley General de Educación, tales como: desarrollo personal, ejercicio de la ciudadanía, vinculación al mundo del trabajo para afrontar los incesantes cambios en la sociedad y el conocimiento”[1]



Para precisar este perfil, el Currículo Nacional reagrupa en 12 postulados las características de las 31 competencias que propone como logros a ser alcanzados al finalizar la Secundaria. El perfil del egresado es el siguiente, de acuerdo al CN 2017:

* El estudiante se reconoce como persona valiosa y se identifica con su cultura en diferentes contextos.
* El estudiante propicia la vida en democracia a partir del reconocimiento de sus derechos y deberes y de la comprensión de los procesos históricos y sociales de nuestro país y del mundo.
* Asume la interculturalidad, la equidad de género y la inclusión como formas de convivencia para un enriquecimiento y aprendizaje mutuo. Se relaciona armónicamente con el ambiente, delibera sobre los asuntos públicos, sintiéndose involucrado como ciudadano, y participa de manera informada con libertad y autonomía para la construcción de una sociedad justa, democrática y equitativa.
* El estudiante practica una vida activa y saludable para su bienestar, cuida su cuerpo e interactúa respetuosamente en la práctica de distintas actividades físicas, cotidianas o deportivas.
* El estudiante aprecia manifestaciones artístico-culturales para comprender el aporte del arte a la cultura y a la sociedad, y crea proyectos artísticos utilizando los diversos lenguajes del arte para comunicar sus ideas a otros.
* El estudiante se comunica en su lengua materna, en castellano como segunda lengua y en inglés como lengua extranjera de manera asertiva y responsable para interactuar con otras personas en diversos contextos y con distintos propósitos.
* El estudiante indaga y comprende el mundo natural y artificial utilizando conocimientos científicos en diálogo con saberes locales para mejorar la calidad de vida y cuidando la naturaleza.
* El estudiante interpreta la realidad y toma decisiones a partir de conocimientos matemáticos que aporten a su contexto.
* El estudiante gestiona proyectos de emprendimiento económico o social de manera ética, que le permiten articularse con el mundo del trabajo y con el desarrollo social, económico y ambiental del entorno.
* El estudiante aprovecha responsablemente las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para interactuar con la información, gestionar su comunicación y aprendizaje.
* El estudiante desarrolla procesos autónomos de aprendizaje en forma permanente para la mejora continua de su proceso de aprendizaje y de sus resultados.
* El estudiante comprende y aprecia la dimensión espiritual y religiosa en la vida de las personas y de las sociedades.[2] 


En relación a los enfoques transversales, que alimentan o brindan insumos articuladores al conjunto de áreas del currículo, el MINEDU plantea los siguientes ejes:

1.      Enfoque de Derechos: calidad, democracia, libertad y responsabilidad, diálogo y concertación, conciencia de DDHH y Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.
2.      Enfoque Inclusivo o de Atención a la Diversidad: inclusión, respeto por las diferencias, confianza en la persona, equidad, calidad e igualdad de género.
3.      Enfoque Intercultural: interculturalidad, diálogo, equidad, respeto a la identidad cultural, democracia, igualdad de género, justicia y ética.
4.      Enfoque de Igualdad de Género: dignidad, igualdad, empatía y justicia.
5.      Enfoque Ambiental: conciencia ambiental, solidaridad planetaria, respeto a toda forma de vida, equidad intergeneracional, calidad, justicia y ética.
6.      Enfoque de Orientación al Bien Común: equidad, justicia, solidaridad, empatía, responsabilidad, democracia, interculturalidad, calidad, igualdad de género y ética.
7.      Enfoque de Búsqueda de la Excelencia: flexibilidad, apertura, superación personal, calidad, ética, igualdad de género y equidad.



 Nótese la similitud de planteamientos entre el Currículo Nacional y los que postula el Colegio La Casa de Cartón. El lector puede acceder a la página web del colegio para cotejar nuestra propuesta pedagógica con la que desde este año se estructura el currículo nacional.

Es en función de estas “coincidencias”, que reflejan el trabajo realizado con el Ministerio de Educación, por diferentes instituciones emblemáticas de la sociedad civil, tales como el Foro Educativo, Educa, el Consejo Nacional de Educación, los sindicatos de docentes, entre las más destacadas, así como la asesoría ministerial que brindaron algunos líderes de proyectos educativos alternativos o innovadores al MINEDU; que el colegio manifestó a la Comunidad Educativa de La Casa de Cartón la decisión de adecuar los lineamientos de evaluación, a los criterios y estándares del Currículo Nacional 2017.

Transcribimos aquí la comunicación que el colegio envió a las familias dentro de la Carpeta Familiar entregada a inicios de este año.

EVALUANDO POR COMPETENCIAS Repensando nuestra forma de evaluar El Ministerio de Educación publicó el año 2016 el nuevo Currículo Nacional, producto de una labor de recojo de años de información de cómo y qué aprenden nuestros estudiantes y del  análisis e intercambio de experiencias de profesionales de la educación y de otras áreas afines.

Este nuevo currículo resume el perfil de egreso del estudiante, las líneas transversales, las competencias, las capacidades y el enfoque educativo que se pretende desarrollar en el sistema escolar peruano.  El equipo docente del colegio se ha informado, analizado y debatido las innovaciones, alcances e implicancias de esta propuesta y ha contrastado la práctica docente con los planteamientos del nuevo currículo.

De este análisis, se concluye que en su mayoría existen coincidencias tanto en el perfil, en las líneas transversales como en la orientación y expectativas planteadas en cada área curricular, debido a que La Casa de Cartón y el nuevo currículo se han nutrido de las mismas fuentes, los mismos autores o planteamientos educativos. Sin embargo, se han encontrado nuevos elementos que el colegio se ha retado a  incluir y desarrollar, resultando la más significativa la evaluación por competencias.    

Una competencia se entiende como una facultad que tiene una persona de combinar un conjunto de capacidades a fin de lograr un propósito específico en una situación determinada, actuando de manera pertinente (MINEDU: 2017) y que se espera logre al finalizar su escolaridad. Por cada área se estima que hay tres a cuatro competencias (aunque en algunos casos hay dos), cuya expectativa de logro se establece por cada ciclo escolar, las que a su vez, se distribuyen en cada uno de los años académicos.
 



Este nuevo enfoque plantea un énfasis en la evaluación formativa; es decir, la evaluación del proceso mismo de aprendizaje, entendida esta como una retroalimentación constante que ayude a mejorarlo y en donde el estudiante se sienta más comprometido con el proceso. De ahí que, el equipo docente hará más explícita la importancia de la evaluación del proceso y señalará los logros, avances y dificultades en este proceso aprendizaje.

Por lo  tanto, los sílabos de cada curso darán énfasis a aquellas actividades que formen parte del proceso de aprendizaje (exposiciones, tareas, trabajos de investigación, productos materiales, prácticas de unidad, etc.),  además de diversificar los instrumentos de evaluación.
 En este sentido, corresponde a las familias seguir acompañando a sus hijos en su proceso de aprender y en donde el resultado de una evaluación, a través de cualquier tipo de instrumento, permite leer qué logros han alcanzado, pero también analizar qué debe seguir mejorando para poder lograr la competencia. Una evaluación no es una sentencia, es un diagnóstico[3].
 Resulta claro, para todas y todos los docentes, que para poder evaluar por competencias es preciso programarlas, diseñar actividades que las promuevan y hacer el seguimiento, considerándolas. En la próxima entrega, última de esta saga, revisaremos los estándares propuestos, los niveles de desempeño y las maneras de evaluar por competencias. Buen viaje y feliz campamento a todos los estudiantes y a sus profesores y profesoras. Tras los viajes y campamentos, disfruten de sus vacaciones. Hasta pronto.




[1] Currículo Nacional para la Educación Básica. MINEDU. Lima, 2017. Pág. 14.
[2] CN 2017. Págs. 15-18.
[3] Evaluando por Competencias. Carpeta Familiar 2017. Colegio La Casa de Cartón.

lunes, 7 de agosto de 2017

Programar por competencias

            Desde que se planificó el colegio, en 1983, y al empezar a funcionar como tal, en el 84, La Casa de Cartón formuló sus programaciones escolares considerando tres grandes áreas o campos de objetivos: los actitudinales, los de habilidades intelectuales y los de destrezas.
Los objetivos actitudinales implicaron el trabajo de formación de hábitos positivos, en inicial y primeros grados de primaria, como base para generar disposiciones favorables en nuestras y nuestros estudiantes; y que estas actitudes positivas, que involucraban aspectos afectivos y sociales, se conviertan en valores conforme iban creciendo y llegando a la adolescencia, donde se planteaban temas vitales fundamentales respecto su existencia y definían la escala axiológica que los acompañaría de por vida.



               
  Los objetivos de habilidades intelectuales supusieron establecer las capacidades cognitivas básicas, que la escuela tendría que promover, para que las y los estudiantes pudiesen acceder al mundo del conocimiento siendo protagonistas del proceso de aprendizaje. La idea era y es potenciar al máximo la curiosidad natural como para que, por sí mismos, busquen la información en todo tipo de fuentes. Que pregunten, que averigüen, que indaguen o investiguen de acuerdo a intereses, necesidades y posibilidades. Que, en suma y dicho en un lenguaje más moderno, desarrollen altos niveles de motivación como para construir aprendizajes con sus profesoras y profesores.
               
  Los objetivos de destrezas corporales y artísticas entrañaron la utilización eficaz del cuerpo, en especial de las manos, para plasmar y expresar en productos tangibles, tanto las buenas disposiciones o actitudes, como las habilidades, en logros de aplicación práctica. La psicomotricidad, la educación corporal o física, los talleres de arte y las comisiones productivas, junto con las responsabilidades diarias, permitieron y permiten que los saberes sean útiles y verificables en las acciones concretas del vivir cotidiano.            

  Mientras los niños y niñas cursaban los niveles de inicial y primaria, resultaba más sencillo e integrador articular los tres grandes objetivos (actitudes, habilidades y destrezas) mediante el método de proyectos. Dicho método engarza los tres campos en simultáneo y permite utilizar las mismas actividades para desplegar facultades de las tres áreas. En 1990, cuando la primera promoción llegó a primero de secundaria, se continuó con los proyectos y se reforzó la investigación científica sin rigidez en el método, sino con flexibilidad y ludismo, más bien, para pasar del juego al trabajo y del trabajo al juego y, así, mantener la integralidad de la propuesta pedagógica de La Casa de Cartón.



   
   Mientras aumentaron los grados de secundaria y con el alumnado en segundo o tercer año, se tomó la decisión de afrontar los retos que planteaba el diseño curricular de esa época, con cantidades ingentes de contenidos, así como las expectativas de las familias en torno a si sus hijos podrían cursar estudios superiores al terminar la escolaridad. Se optó por incorporar cursos o asignaturas, actualmente áreas, al horario y mantener un proyecto anual por año de secundaria, que fuese holístico y mantuviese el abordaje interdisciplinar y la búsqueda de logros en los tres grandes campos de objetivos que el colegio promovía.

   Sin llamarlo así y de manera incipiente, estuvimos apuntando al trabajo por competencias. Articular el plano socio afectivo o actitudinal, el plano intelectual cognitivo de las habilidades, que involucra a los conocimientos; y el plano pragmático de la acción que implica las destrezas, fue bautizado como trabajo o programación por competencias.   




   A finales de la década de los 80 e inicios de los 90, el empresariado multinacional y los administradores de empresas, especialmente los gerentes de lo que se denominaba “recursos humanos”, pusieron en boga tendencias productivas conocidas como “calidad total” o “búsqueda de la excelencia”. En ese contexto, los Chicago Boys, un grupo de economistas y administradores de esa ciudad propusieron trabajar, de forma integral y con miras a elevar la productividad y las ganancias, las disposiciones de ánimo hacia el trabajo y la empresa, las capacidades o aptitudes del personal a su cargo y los conocimientos requeridos para desempeñar óptimamente la función de cada cual dentro de la organización. A este modelo se le conoció como enfoque por competencias.

  Las ideas de “calidad total”, “búsqueda de la excelencia” y “competencias”, se extendieron a todos los ámbitos de la vida humana y llegaron, también, a la educación. En la Encuesta PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, diseñada en 1999 y aplicada en el 2000 por primera vez), no se evaluaron grados ni materias escolares, sino competencias: comprensión lectora, habilidad para resolver problemas lógico-matemáticos y de ciencias naturales.

En el Perú, en noviembre del 2005, se formula el primer Diseño Curricular Nacional por competencias, siendo Ministro de Educación Javier Sota Nadal.  Ese diseño curricular fue mejorado en el 2009 pero, al igual que en La Casa de Cartón, el fraseo de las competencias no estaba integrado, sino que cada campo especificaba sus objetivos o metas. Había objetivos de actitudes, de habilidades –donde se incluían las destrezas-, y de conocimientos (nótese el matiz de diferencia con la propuesta curricular del Cole, donde los conocimientos están dentro de las habilidades y las destrezas se ubican como campo aparte).
En el Perú, en noviembre del 2005, se formula el primer Diseño Curricular Nacional por competencias, siendo Ministro de Educación Javier Sota Nadal. Ese diseño curricular fue mejorado en el 2009 pero, al igual que en La Casa de Cartón, el fraseo de las competencias no estaba integrado, sino que cada campo especificaba sus objetivos o metas. Había objetivos de actitudes, de habilidades –donde se incluían las destrezas-, y de conocimientos (nótese el matiz de diferencia con la propuesta curricular del Cole, donde los conocimientos están dentro de las habilidades y las destrezas se ubican como campo aparte).
   Es recién en el 2017, con el Currículo Nacional para la Educación Básica que se incorpora en un fraseo global y único, para aspectos específicos, el esquema o modelo de competencias escolares. 

   El Currículo Nacional para la Educación Básica ha significado ponerse a la altura de las tendencias ya consolidadas en los tiempos actuales, incorporando en la educación peruana una serie de propuestas y postulados que rigen los proyectos educativos y curriculares de los países más avanzados en materia de derechos ciudadanos, participación democrática, cuidado del medio ambiente, salud y educación. Constituye una herramienta moderna y de alta calificación para planificar las áreas de aprendizaje desde una óptica que implica considerar las competencias, esa suma de capacidades que se integran en cada persona y le permiten resolver problemas diferentes; que implica articular hábitos, actitudes y valores con habilidades intelectuales, destrezas y conocimientos, desde y con una participación activa del aprendiz; que se centra en el perfil del estudiante al egresar, al tiempo que establece niveles graduales de desarrollo de las competencias, también llamados “estándares de aprendizaje” y que considera como un proceso permanente y autogestionario el proceso de aprender-enseñar.




   Veamos las cuatro definiciones curriculares clave sobre las que se estructura este modelo curricular: competencias, capacidades, estándares de aprendizaje y desempeños.

Competencia: “Se define como la facultad que tiene una persona de combinar un conjunto de capacidades a fin de lograr un propósito específico en una situación determinada, actuando de manera pertinente y con sentido ético. Ser competente supone comprender la situación que se debe afrontar y evaluar las posibilidades que se tiene para resolverla. Esto significa identificar los conocimientos y habilidades que uno posee o que están disponibles en el entorno, analizar las combinaciones más pertinentes a la situación y al propósito, para luego tomar decisiones y ejecutar o poner en acción la combinación seleccionada.

   Asimismo, ser competente es combinar también determinadas características personales, con habilidades socioemocionales que hagan más eficaz su interacción con otros. Esto le va a exigir al individuo mantenerse alerta respecto a las disposiciones subjetivas, valoraciones o estados emocionales personales y de los otros, pues estas dimensiones influirán tanto en la evaluación y selección de alternativas, como también en su desempeño mismo a la hora de actuar”[1].

Capacidades: “Las capacidades son recursos para actuar de manera competente. Estos recursos son los conocimientos, habilidades y actitudes que los estudiantes utilizan para afrontar una situación determinada. Estas capacidades suponen operaciones menores implicadas en las competencias, que son operaciones más complejas.

   Los conocimientos son las teorías, conceptos y procedimientos legados por la humanidad en distintos campos del saber. La escuela trabaja con conocimientos construidos y validados por la sociedad global y por la sociedad en la que están insertos. De la misma forma, los estudiantes también construyen conocimientos. De ahí que el aprendizaje es un proceso vivo, alejado de la repetición mecánica y memorística de los conocimientos preestablecidos.

   Las habilidades hacen referencia al talento, la pericia o la aptitud de una persona para desarrollar alguna tarea con éxito. Las habilidades pueden ser sociales, cognitivas, motoras.

  Las actitudes son disposiciones o tendencias para actuar de acuerdo o en desacuerdo a una situación específica. Son formas habituales de pensar, sentir y comportarse de acuerdo a un sistema de valores que se va configurando a lo largo de la vida a través de las experiencias y educación recibida”.


  
Estándares de aprendizaje: “Son descripciones del desarrollo de la competencia en niveles de creciente complejidad, desde el inicio hasta el fin de la Educación Básica, de acuerdo a la secuencia que sigue la mayoría de estudiantes que progresan en una competencia determinada. Estas descripciones son holísticas porque hacen referencia de manera articulada a las capacidades que se ponen en acción al resolver o enfrentar situaciones auténticas.

   Estas descripciones definen el nivel que se espera puedan alcanzar todos los estudiantes al finalizar los ciclos de la Educación Básica. No obstante, es sabido que en un mismo grado escolar se observa una diversidad de niveles de aprendizaje, como lo han evidenciado las evaluaciones nacionales e internacionales y que muchos estudiantes no logran el estándar definido. Por ello, los estándares sirven para identificar cuán cerca o lejos se encuentra el estudiante en relación con lo que se espera logre al final de cada ciclo, respecto de una determinada competencia.

   En ese sentido, los estándares de aprendizaje tienen por propósito ser los referentes para la evaluación de los aprendizajes tanto a nivel de aula como a nivel de sistema (evaluaciones nacionales, muestrales o censales)” [2].

Estándares
EBR / EBE[3]
LCC
Nivel 8
Nivel destacado
Nivel esperado al finalizar el Ciclo IV
Nivel 7
Nivel esperado al final del ciclo VII
Nivel 6
Nivel esperado al final del ciclo VI
Nivel esperado al finalizar el Ciclo III
Nivel 5
Nivel esperado al final del ciclo V
Nivel esperado al finalizar el Ciclo II
Nivel 4
Nivel esperado al final del ciclo IV

Nivel 3
Nivel esperado al final del ciclo III
Nivel esperado al finalizar el Ciclo I
Nivel 2
Nivel esperado al final del ciclo II

Nivel 1
Nivel esperado al final del ciclo I




                                                              














Desempeños: “Son descripciones específicas de lo que hacen los estudiantes respecto a los niveles de desarrollo de las competencias (estándares de aprendizaje). Son observables en una diversidad de situaciones o contextos. No tienen carácter exhaustivo, más bien ilustran actuaciones que los estudiantes demuestran cuando están en proceso de alcanzar el nivel esperado de la competencia o cuando han logrado este nivel.

Los desempeños se presentan en los programas curriculares de los niveles o modalidades, por edades (en el nivel inicial) o grados (en las otras modalidades y niveles de la Educación Básica), para ayudar a los docentes en la planificación y evaluación, reconociendo que dentro de un grupo de estudiantes hay una diversidad de niveles de desempeño, que pueden estar por encima o por debajo del estándar, lo cual le otorga flexibilidad”.

¿Cuál es el Perfil del Egresado? ¿Qué competencias se trabajan en las Instituciones Educativas, IIEE, para alcanzar dicho perfil? ¿Cuáles son los enfoques transversales que insumen el trabajo por competencias en un diseño curricular?

No se pierda la próxima entrega de “Programar por competencias”, que les alcanzaremos en breve. Hasta pronto.

Carlos Ureña Gayoso
Equipo EDUCALTER





[1] Todas las citas, entre comillas, han sido tomadas del Capítulo III: Definiciones clave que sustentan el Perfil de egreso, entre las páginas 35 a 45; del Currículo Nacional para la Educación Básica. MINEDU. Lima, 2017.
[2] Los ciclos en la educación básica no coinciden con los ciclos que maneja La Casa de Cartón. Las equivalencias son:

La Casa de Cartón - LCC
Educación Básica Regular – EBR
Ciclo I
Ciclos II y III
Ciclo II
Ciclos IV y V (mitad)
Ciclo III
Ciclos V (la otra mitad) y VI
Ciclo IV
Ciclo VII

[3] “*En el caso de la modalidad de Educación Básica Especial, los estudiantes con discapacidad intelectual severa o no asociada a discapacidad tienen los mismos estándares de aprendizaje que reciben los estudiantes la Educación Básica Regular. La institución educativa y el Estado garantizan los medios, recursos y apoyos necesarios, así como las adaptaciones curriculares y organizativas que se requieren”.